Creando el espíritu navideño junto con mis alumnos





Los dos dibujos hechos por mis alumnas Ana, Elena y su amigo Valentín
por Elzbieta


La Navidad es una época preferida de los niños. Los recuerdos infantiles de esta fiesta celebrada junto a sus seres queridos perduran para siempre en la memoria. ¿Pero cómo sería la Navidad sin la herencia cultural y tradicional de cada país? Obviamente más pobre y triste...
Los villancicos son un buen ejemplo de la tradición de cada nación. Transmiten alegría, paz y armonía, reflexión . Y son tan diferentes en cada país que al escucharlos uno se da cuenta de la riqueza universal y abre su mente a cosas nuevas.
Desgraciadamente, muy tarde me ha surgido la idea de hacer un post navideño en el que participasen mis alumnos. No me ha dado tiempo para preparar más chicos. Solamente tres de ellos, en un tiempo record, han conseguido sacar adelante sus piezas. Otros se han ocupado de adornar la publicación con sus dibujos. Pero habrá más fiestas y ocasiones para hacerles participar a los demás ...


❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆

Thiago (6 años) ha preparado un villancico de origen austriaco Noche de paz. 
Esta canción del siglo XIX se popularizó de tal manera que fue traducida a más de 300 idiomas.




❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆

El siguiente villancico, O Tannenbaum  (El abeto), es alemán y procede de una canción popular conocida ya en el siglo XVI .

Aqui tenemos a Irati  (12 años) tocando y cantando este villancico ...



❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆

Para acabar, mi alumna Sara (15 años) nos presenta su interpretación del antiguo villancico polaco Mientras María... (Gdy śliczna Panna) del siglo XVIII.


❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆

Lo que impresiona es el hecho de que tanto esos villancicos, como muchos otros procedentes de los tiempos remotos, han perdurado hasta nuestros tiempos. Fueron cantados, escuchados e interpretados por muchas generaciones en diferentes sitios del mundo. Es nuestra herencia cultural que demuestra otra vez más que la música no tiene límites y es un lenguaje universal.


❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆

Comentarios

Entradas populares