¿Cómo empezar a tocar el violoncello? Primer paso fundamental: Tener Uno


Siguiendo la estela de mi compañero Alejandro hoy les hablaré de algo que siempre me suelen preguntar antes de empezar a dar clases de manera regular ¿Qué cello puedo comprar? ¿es mejor alquilarlo o comprarlo directamente? ¿y si lo compro de segunda mano?

Ante estas dudas siempre salen diferentes respuestas. Para mi lo importante son dos condiciones fundamentales. Presupuesto (lo que estoy dispuesto a gastar y lo que dispongo para gastar) y nivel de compromiso a corto y largo plazo. Veamos de manera genérica las situaciones que se suelen dar:

-Comprarlo Nuevo: Es evidente que a la hora de adquirir un nuevo instrumento siempre tengamos que hacer un desembolso más o menos considerable. Afortunadamente hoy en día para empezar a tocar el violoncello, la cantidad a pagar se ha reducido y podemos iniciarnos con un cello suficientemente aceptable para ir avanzando en la práctica regular. Aquí el factor presupuesto es fundamental. Los rangos de violoncellos en el mercado varían en al menos tres franjas significativas: 300-600€, 800-1200€, 1800-2000€(la calidad va normalmente en aumento, además de haber sido ajustados o no por un experto). En adelante pasaríamos a cellos ya de niveles más avanzados, normalmente denominados semiprofesionales y profesionales. Finalmente, violoncellos fabricados por un luthier, auténticos maestros del tallado. Lo importante es que tengan una sonoridad aceptable, una construcción decente y un set de cuerdas no demasiado básico. Y aprovechar que hoy en días los puntos de venta han aumentado teniendo en cuenta el aporte de las tiendas online, además de las físicas.

Para mi siempre queda abierto y lo dejo a debate el... ¿es mejor empezar con un violoncello de más calidad, o en principio no es algo significativo? como el que quiere aprender a conducir normalmente no empieza con un coche de alta gama. Por mi experiencia en principio no es algo significativo, pero empezar con algo de más calidad puede ayudar a la motivación y a sentirse más a gusto, teniendo en cuenta que el factor psicológico es muy importante para avanzar en estos instrumentos. Lo importante es que sea un instrumento cómodo de tocar, con buen tacto.

-Comprarlo de segunda mano: El concepto de segunda mano en estos instrumentos difiere mucho del de por ejemplo un coche usado. Estos instrumentos viven para ser tocados, necesitan ser tocados. Si han sido cuidados pueden estar en excelentes condiciones y encima con un sonido más abierto. Por lo tanto es una opción magnífica teniendo en cuenta que hay muchos violoncellos en circulación debido a gente que está estudiando y quiere comprarse uno mejor, pasos de tamaño (de 1/2 a un 3/4, de un 3/4 a un 4/4) gente que deja de tocarlo. Muchas opciones que generan un mercado activo, sin duda. Recuerda llevarlo siempre a un luthier para que lo ajuste en caso de que lleve bastante tiempo sin haber pasado por el taller. Y cambiarle las cuerdas.

-Alquilar: Siempre surge la duda de si comprar o alquilar (teniendo en cuenta que también contamos con esta opción tan atractiva) Para mi aquí es una mezcla entre nuestro presupuesto (el no tener que gastarnos el dinero de una y poder pagarlo a plazos suele llamar la atención) y nuestro compromiso el comprarlo o alquilarlo puede ser una cuestión de estar muy decidido o no tenerlo del todo claro. Normalmente recomiendo comprar directamente el instrumento, el poder tenerlo ya como algo tuyo ayuda en la motivación y al mismo tiempo te "ata" algo más a tocarlo todos los días, a ir avanzando con él, cuidarlo, etc. Pero desde luego si se quiere probar poco a poco como te vas sintiendo con el instrumento, ver tus progresos y decidir si comprarlo o no; alquilar puede ser una buena opción.

-Tener uno ya: Aquí el factor compromiso esta muy presente o por lo menos la inquietud de empezar cuanto antes a tocarlo. Si estas en este punto enhorabuena por tener uno en propiedad :)

¡¡Muy Importante!! Siempre que compremos un violoncello asegurarnos de que venga mínimo con arco, funda, un apoyapicas o antiresbaladiza y resina para impregnar el arco. Aparte es importante comprar un atril.

Cierro este post recordando a todo el mundo que quiera empezar a tocar el violoncello que intenten al menos sentir en sus manos uno antes de empezar, que el profesor les deje sentarse con el suyo un rato y puedan ver que ocurre. Ahí podrán comprobar esa primera sensación tan importante y les podrá ayudar finalmente a decidirse sin pensárselo dos veces a comenzar a practicar y querer tener uno lo antes posible.





Comentarios

Entradas populares